LAS 5 GRANDES MENTIRAS SOBRE EL ORO DE INVERSIÓN

ORO DE INVERSIÓN

El oro de inversión es uno de los activos más antiguos y que mayor confianza ha otorgado al sistema desde su nacimiento. A pesar de todo, circulan en el imaginario colectivo una serie de afirmaciones de escasa credibilidad que tratan de desprestigiarlo. El oro y la plata tienen en su haber características positivas, principalmente la de situarse fuera del sistema financiero, además de su potencial como activos refugio y su ausencia de riesgo de contraparte.

En un artículo del analista del Centro Mises Stefan Gleason se explica cuáles son las cinco grandes mentiras que suelen sufrir los metales preciosos, entre los que se incluye el oro, la plata, el platino y el paladio. “No compras lingotes para hacerte rico rápido, lo compras para preservar tus ingresos a lo largo del tiempo contra las amenazas de la depreciación y la crisis financiera”, explica Gleason.

EL ORO NO ES DINERO

A los banqueros, los brókers o los bancos centrales no les interesa que el público vea al oro de inversión y los metales preciosos como core holding, esto es, un activo seguro para inversiones a largo plazo. Prefieren extender la idea de que son “reliquias bárbaras” del pasado que sirven como un objeto decorativo más que como dinero.

Durante un intercambio dialéctico en el congreso entre el ejecutivo de la Reserva Federal, Ben Bernanke, y el congresista a favor del oro Ron Paul, el primero aseguró que el oro “no es dinero”, un mantra habitual en aquellos que son partidarios del dinero fiat, esto es, aquello cuya existencia no tiene que ser únicamente física (al contrario que el oro o la plata).

Esto choca frontalmente con la estrategia actual de varios países del mundo que están aumentando sus reservas de oro para despojarse de sus inversiones en el dólar y así evitar presiones de los Estados Unidos. China y Rusia no son los únicos ejemplos: ahí está el caso de Filipinas y Serbia. De hecho, EE.UU. es el país con mayores reservas de oro mundiales, por lo que las declaraciones de Bernanke son un brindis al sol.

Tú también puedes plantear una estrategia para comprar oro y venderlo en el momento que mejor te convenga para aprovecharte de todas sus buenas características.

La plata no es dinero

Muchos financieros e inversores afirman a regañadientes que el oro es dinero…. ¡pero que la plata no! De acuerdo a Stefan Gleason, los “padres fundadores de Estados Unidos estarían profundamente en desacuerdo” ya que definieron al dólar “en términos de granos de plata, lo que simplemente codificó lo que era mundial en la práctica.

Específicamente, un dólar son 371,25 granos de plata. Esto significa que la verdadera fundación de la moneda estadounidense—que sigue en circulación— estaba relacionada con la plata, por lo que denota una falta de conocimiento de la historia financiera afirmar que la plata no es dinero.

"La plata no es dinero", repiten mientras sostienen un dólar en la mano... ¡hecho a partir de plata!

Gleason detalla que es cierto que “la plata ha sido removida de las monedas de circulación y reemplazada por otros metales más baratos y que generalmente los países no tienen reservas de plata, pero para los ciudadanos sigue manteniéndose como moneda tangible para el público en general. En caso de colapso universal que aliente a los ciudadanos a deshacerse del dinero fiat, hay más posibilidades de que la moneda principal de intercambio sea la plata y no el oro.

Ya sea a través de lingotes o de monedas, es esencial construir una reserva o patrimonio de este metal precioso en caso de que ocurra ese colapso financiero. ¡A un buen previsor nunca le pilla a destiempo hipotéticos problemas!

Los metales preciosos son demasiado arriesgados para el inversor medio

Los principales causantes de que se propague esta mentira es Wall Street a través de sus consultores. “Es conflicto de interés obviamente”, afirma tajantemente el articulista. Su interés en que la gente no invierta en activos tangibles y sí en dinero fiat se explica en que de esa manera cobrarían comisiones que de la otra manera no harían, por eso consideran a los metales preciosos como inversiones “arriesgadas y exóticas”.

El oro, un activo esencial para salvaguardar tu ahorro

“Por supuesto que sería arriesgado apostarlo todo por el oro y la plata, pero ningúna voz responsable en la apreciada comunidad de metales recomendaría eso”, expresa.

Cuando el mercado de stock se hundió en 2002, los metales preciosos brillaron. Cuando el sector financiero colapsó en 2008, el oro terminó con modestas ganancias. En las actuales circunstancias geopolíticas y económicas, en la que una crisis acecha, el mayor riesgo será “no tener una adecuada inversión en metales preciosos”. Y con China y Estados Unidos en pie de la guerra comercial y con el oro llegando a sus máximos en años, no hay mejor momento para ello.

Las criptomonedas tienen más valor que las monedas tangibles

El entorno de las criptomonedas ha extendido algunos conceptos erróneos, como la noción de que el Bitcoin es “el oro digital”. “Cuales sean sus méritos, las criptomonedas solo están apoyadas digitalmente, no pueden equipararse al oro y nunca lo reemplazarán”, destaca el experto, aunque intenten vender las bondades de las monedas digitales desprestigiando al oro.

El articulista pone el ejemplo de varias empresas de intercambio de bitcoins que lanzaron campañas publicitarias hablando negativamente sobre los compradores de oro y calificándolos de “vivir en el pasado” y alejados del “mundo digital”. En ese comercial que comenta Gleason se decía que el oro no tenía utilidad, “una mentira propagada por el establishment financiero y que está resurgiendo por el demasiado entusiasta sector del Bitcoin.

China es el mayor productor de oro del mundo

Gleason destaca que, entre todas esas mentiras, “el oro precisamente tiene utilidad fuera del sistema monetario: no solo para joyeros y artesanos, también para tecnología espacial”.

“El Bitcoin tiene un valor de mercado, que puede ser fugaz. Puede que no tenga valor en 10 años si las tecnologías la suplantan. El oro, sin embargo, es real, inmutable y eterno. Sus características físicas combinadas con su rareza asegura que siempre tendrá un valor sustancial”, expone.

Las monedas de colección son una mejor inversión que las bullion

Lamentablemente, mucha de la desinformación sobre el oro y la plata de inversión procede de malos actores de la industria de los metales preciosos.

Esta afirmación procede de promotores de monedas numismáticas, que tratan de incitar a que la gente pague una mayor cantidad de dinero por monedas “raras” o “coleccionables”. Estos harán verdaderos malabares para justificar como se apreciarán más esas monedas que las bullion.

Las monedas numismáticas, con valor pero no tanto como las bullion

“Para la amplia mayoría de los inversores en metales preciosos, quienes solo buscan comprar onzas de oro y plata comunes, los bullion con primas más bajas son mejores inversiones”, traza como conclusión.

No te dejes engañar por los mitos que algunos agentes de la industria financiera lanza para desprestigiar a los metales preciosos. Confía en el oro de inversión como un valor refugio para tu patrimonio y tus ahorros.

Fuente: Silver & Gold Patrimony, SL


Recibe nuevas notificaciones por e-mail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable VISER INVESMENT GOLD SL .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios m2estudio.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.